Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

La nueva era de la firma electrónica en Panamá ha iniciado

“Pronto podremos firmar compraventas inmobiliarias, contratos de préstamos, hipotecas, hacer notificaciones digitales, firmar fideicomisos entre otros muchos documentos usuales en la banca y comercio.”

La firma electrónica inicio su camino legal en Panamá en el 2008, pero no fue hasta el año 2015 que, por lo menos la firma electrónica calificada, fue utilizada por primera vez para ingresar una escritura en el Registro Público. 

Ya en escritos anteriores hemos explicado la diferencia entre firma electrónica (simple) y la calificada. Pero vale la pena recordar que en la calificada interviene un certificador que hace las veces de notario digital que refrenda: (i) que los que suscribieron son quienes dicen ser; (ii) en qué momento en que se firmó; (iii) que el documento no ha sido alterado; y (iv) se ha utilizado una plataforma de firma idónea.

Siendo así ¿la firma electrónica (simple) es legal en Panamá?, claro que si lo es e incluso seguro será la que más se siga utilizando. Esto es así porque básicamente los documentos que no se pueden firmar con simple son los que por ley requieren fe pública por notario y los que son ratificados por funcionarios. 

No obstante, lo que está por revolucionar este año en Panamá es la firma electrónica calificada. Esto gracias a la iniciativa la Dirección de Firma Electrónica que ha actualizado la norma legal. Con esto, Panamá se podrá posicionar como una jurisdicción de vanguardia y sobre todo volver a convertirnos en una jurisdicción de negocios competitiva. Pronto podremos firmar compraventas inmobiliarias, contratos de préstamos, hipotecas, hacer notificaciones digitales, firmar fideicomisos entre otros muchos documentos usuales en la banca y comercio.

Pero ¿qué fue lo que pasó en materia legal relativo a la firma electrónica?

  1. Actualización de las obligaciones de los prestadores de certificados electrónicos privados. El Decreto Ejecutivo 13-2023 y la Resolución DG-175-2023 han traído consigo una modernización en las obligaciones que deben cumplir los prestadores de certificados electrónicos privados. Estas normativas buscan garantizar la seguridad, confiabilidad y validez de las firmas electrónicas, estableciendo estándares más altos y claros para los prestadores de estos servicios. Esta modernización no solo fortalece la confianza en el uso de la firma electrónica, sino que también establece un marco regulatorio más robusto que protege a los usuarios finales.
  1. Certificados digitales en la nube: Una revolución en la accesibilidad. Con la Resolución DG-033-2023, Panamá da un paso gigante hacia la democratización del acceso a la firma electrónica. Esta resolución permite que los certificados digitales se almacenen en la nube, lo que significa que cualquier ciudadano con un dispositivo móvil, ya sea un teléfono o una tableta, podrá suscribir documentos con firma electrónica calificada. Además, esta normativa facilita el proceso de onboarding del certificador al permitir que se realice en línea, simplificando y acelerando el proceso para los usuarios.
  1. Garantizando la calidad y cumplimiento: La Comisión Técnica Independiente. La Resolución DG-176-2023 ha establecido la creación de la Comisión Técnica Independiente, un organismo encargado de calificar a los Certificadores que deseen registrarse en Panamá. Esta comisión tiene la responsabilidad de verificar que los certificadores cumplan con todos los requisitos de ley, garantizando así la calidad y seguridad de los servicios ofrecidos.

La nueva era de la firma electrónica en Panamá se caracteriza por una mayor accesibilidad, seguridad y confiabilidad, pero principalmente por que se podrá masificar su uso. Con la implementación de estas nuevas normativas, Panamá reafirma su compromiso con la innovación y la adaptación a las tendencias tecnológicas globales, beneficiando tanto a ciudadanos como a empresas en el proceso. Es un momento emocionante para ser testigo de cómo la tecnología y la regulación se unen para facilitar y mejorar la vida cotidiana de los panameños.

Nosotros

En SUCRE ARIAS REYES somos reconocidos nacional e internacionalmente por la prestación de servicios legales corporativos, tanto a empresas locales como a multinacionales.


Ofrecemos una práctica integral para brindar a nuestros clientes soluciones en todas las áreas del derecho.

Oficina

Edificio SUCRE ARIAS REYES, Avenida Ricardo Arango y calle 61, Obarrio. P.O. Box 0816 01832 Panamá, República de Panamá.

De lunes a viernes
8:00 a.m. – 5:00 p.m.

Sucre Arias Reyes © 2024. Todos los derechos reservados.

es_ESES