Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

La morosidad en el pago de la prima

La morosidad en el pago de la prima tiene una gran relevancia, por las consecuencias que esta puede tener para las compañías de seguro y muy especialmente para los asegurados, dadas las implicaciones que pueden traer para estos últimos.

Con anterioridad a su regulación en la Ley de Seguros, el tema de la morosidad en el pago de las primas era solo abordado en el artículo 998 del Código de Comercio que entró en vigencia en el año 1917.  Al respecto de la morosidad, este artículo, que también es citado por la Ley 12 de 2012 (Ley de Seguros) establece: “Si el asegurado no ha pagado el premio convenido dentro del plazo estipulado en la póliza, queda sin efecto el contrato, si una vez notificado el asegurado; por cualquiera de los medios que la ley establece, deja transcurrir quince días hábiles sin pagar el premio.

Si el asegurador no hace la notificación requerida, el contrato subsiste; y entonces, en caso de siniestro, recibirá el asegurado la cantidad convenida en el seguro, menos la suma debida por premio con sus intereses al tipo comercial corriente en plaza”.

Aparte del artículo anterior, la Ley de Seguros en la Sección 3 del Capítulo II se refiere también al tema de la morosidad y que aquí resumimos en forma esquematizada de la siguiente forma:

1.-  El contratante deberá cumplir con el pago total o primer pago fraccionado a la emisión de la póliza. El incumplimiento del contratante de dicha obligación conllevará la nulidad absoluta del contrato, sin necesidad de declaración judicial alguna, por lo que se entenderá que la póliza nunca entró en vigencia, por lo cual no aplicará lo dispuesto en el artículo 998 del Código de Comercio. (Art. 154 en concordancia con el art. 148).

2.-  En cuanto a la renovación de la póliza, el artículo 155 de la Ley de Seguro dispone que las aseguradoras podrán emitir las renovaciones de los contratos de seguros antes de haber recibido la prima correspondiente al nuevo periodo de cobertura, siempre que hubieran recibido la totalidad de la prima correspondiente al periodo anterior, no sin antes advertir una vez más al asegurado, que la falta de pago de la prima o primera fracción de prima, según lo pactado en la póliza, conlleva la nulidad absoluta del contrato desde el inicio del nuevo periodo de vigencia, sin necesidad de declaración judicial alguna.

3.- Cuando el contratante haya efectuado el pago de la primera fracción de la prima y se atrase por más del término del periodo de gracia estipulado en el pago de alguna de las fracciones de prima subsiguientes, conforme al calendario de pago establecido en la póliza correspondiente, se entenderá que ha incurrido en incumplimiento de pago, lo que tiene el efecto jurídico inmediato de suspender la cobertura de la póliza hasta por sesenta días.

Esta suspensión de cobertura a la que hace referencia la ley se mantiene hasta que cese el incumplimiento de pago, pudiendo rehabilitarse a partir del pago de la prima dejada de pagar o hasta que la póliza sea cancelada, conforme lo veremos más adelante.

En lo que respecta a los seguros de salud o de vida individual, la aseguradora no podrá cancelar el contrato correspondiente hasta el vencimiento del periodo de suspensión de sesenta (60) días.  

Con relación a la duración del período de gracia, si la póliza no determina la existencia de dicho periodo, se entenderá que es de treinta (30) días calendario, siguientes a la fecha en que el contratante debió realizar el pago, según lo previsto en su póliza. En caso de diferencia entre el término de periodo de gracia establecido en la póliza y el de esta Ley, se tendrá por válido aquel que sea más beneficioso al contratante.

Transcurrido el periodo de gracia a que se ha hecho referencia y siempre que contratante haya pagado la prima pendiente antes del siniestro, estará cubierto su reclamo y, por tanto, habrá obligación para la aseguradora.

4.- Cuando la compañía de seguros desee cancelar la póliza por morosidad en el pago de la prima, entonces, al igual que ya lo establece el antes citado artículo 998 del Código de Comercio, deberá notificar al contratante dicha cancelación mediante envío al mismo a la última dirección física, postal o electrónica que conste en el expediente de la póliza que mantiene la aseguradora.  Copia del aviso de cancelación deberá ser enviada al corredor de seguros. 

El aviso de cancelación de la póliza por incumplimiento en el pago de la prima deberá enviarse al contratante por escrito, con una anticipación de quince  (15) días hábiles. Si el aviso no es enviado, el contrato seguirá vigente y se aplicará lo que al respecto dispone el artículo 998 del Código de Comercio.

Vistas las consecuencias que tiene para el contratante de la póliza la morosidad en el pago de la prima, es de mucha importancia que esté siempre atento a las fechas en que debe hacer el pago, a fin de evitar la cancelación de su póliza que traería la consecuente falta de cobertura.

Nosotros

En SUCRE ARIAS REYES somos reconocidos nacional e internacionalmente por la prestación de servicios legales corporativos, tanto a empresas locales como a multinacionales.


Ofrecemos una práctica integral para brindar a nuestros clientes soluciones en todas las áreas del derecho.

Oficina

Edificio SUCRE ARIAS REYES, Avenida Ricardo Arango y calle 61, Obarrio. P.O. Box 0816 01832 Panamá, República de Panamá.

De lunes a viernes
8:00 a.m. – 5:00 p.m.

Sucre Arias Reyes © 2024. Todos los derechos reservados.

es_ESES