Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Captación ilícita de recursos financieros, claves para para reconocer esta actividad ilegal

Recientemente, la Corte Suprema de Justicia emitió un fallo interesante en el cual decidió sobre un caso de captación ilícita de recursos financieros del público. Dicho fallo se centra en lo establecido por el Artículo 248 del Código Penal:

Artículo 248. Quien capte de manera masiva y habitual recurso financiero del público, sin estar autorizado por autoridad competente, será sancionado con prisión de ocho a quince años.

Este delito financiero establece como ilegal la actividad de captar del público, sin contar con la licencia correspondiente, fondos de manera masiva y habitual bajo la promesa u oferta de una contraprestación futura, ya sea a través de un retorno o interés. Es un tipo de fraude en el cual el sujeto activo que comete el delito no solo abusa de la confianza de sus víctimas sino también del orden económico-social y del sistema financiero que debe tutelar el Estado, ya que desnaturaliza el servicio de intermediación financiera, con la introducción de sujetos sin una infraestructura adecuada y carentes de solidez económica para respaldar las obligaciones contraídas, promoviendo de esta manera una economía ficticia. 

De análisis del fallo y de las regulaciones aplicables, podemos identificar los 3 elementos que componen el delito:

  • Masivo: que se ofrezca en gran cantidad. Sobre la determinación de qué se puede considerar una gran cantidad de personas, una referencia puede ser una cantidad más allá de la exención de registro que la Superintendencia del Mercado de Valores de Panamá otorga para las colocaciones privadas (oferta a no más de 25 personas y ventas a no más de 10).
  • Habitual: que se haga con continuación o por hábito. Sobre este punto, podemos referir como ejemplo la habitualidad en el negocio de banca, que la Superintendencia de Bancos de Panamá indica se da mediante la captación de recursos del público por medio de la aceptación de dinero en depósito para otorgar préstamos y realizar inversiones.
  • No Autorizado: que el sujeto que realice la captación no se encuentre autorizado por alguno de nuestros reguladores del sistema financiero para operar ya sea como banco, aseguradora, casa de valores, financiera, fiduciaria, cooperativa, entre otros.

Con frecuencia escuchamos de casos de pirámides, del telar de la abundancia y de otros esquemas fraudulentos que se utilizan para captar fondos de personas de manera ilegal, muchas veces prometiendo réditos más apetitosos y llamativos de lo usual. Por lo tanto, es importante estar al tanto de este tipo de riesgos y confiar nuestro dinero en personas o instituciones reguladas y confiables. 

Nosotros

En SUCRE ARIAS REYES somos reconocidos nacional e internacionalmente por la prestación de servicios legales corporativos, tanto a empresas locales como a multinacionales.


Ofrecemos una práctica integral para brindar a nuestros clientes soluciones en todas las áreas del derecho.

Oficina

Edificio SUCRE ARIAS REYES, Avenida Ricardo Arango y calle 61, Obarrio. P.O. Box 0816 01832 Panamá, República de Panamá.

De lunes a viernes
8:00 a.m. – 5:00 p.m.

Sucre Arias Reyes © 2024. Todos los derechos reservados.

es_ESES